Single post

fisioterapia vigo

¿ES NORMAL QUE ME DUELA LA REGLA?


Hemos normalizado las reglas dolorosas y es que la realidad es que casi todas las mujeres que conocemos tienen o han tenido en algún momento de su vida dolor en la pelvis durante el periodo, sangrados abundantes, síndrome premenstrual o algún otro síntoma relacionado con el ciclo menstrual. Y así es, es FRECUENTE, pero no, no es NORMAL.

Para empezar, sería interesante describir qué es una menstruación normal, fisiológica. Nuestros ciclos deberían ser de entre 26 y 30 días, con unos 5 días de sangrado incluidos los días de restos, y con ausencia total de síntomas y malestar. En cuanto a la cantidad, flujo moderado, si utilizas copa menstrual cambiarla por higiene cada 3-4 horas, pero solo llena por la mitad o menos; o un salvaslip cada 3-4 horas (los dos primeros días de mayor sangrado) y de noche apenas hay pérdida de sangre, y sin coágulos.

¿Cuántas mujeres pueden decir esto? La realidad es que muy pocas debido a los hábitos y la contaminación ambiental de nuestra sociedad actual.

Las menstruaciones abundantes y dolorosas son causadas por un exceso de estrógenos circulantes en sangre (que son los encargados de formar el endometrio y por tanto a mayor endometrio mayor sangrado) y un exceso de prostraglandinas (mediadores inflamatorios). A esto le llamamos HIPERESTROGENIA.

La hiperestrogenia puede producir a corto y a largo plazo:

  • Acné
  • Reglas irregulares y/o dolorosas.
  • Síndrome premenstrual (Dolor en mamas antes de la regla, irritabilidad, cambios de humor, depresión, dolores de cabeza, hinchazón de piernas)
  • Alteraciones en la cantidad de sangrado (normalmente excesivo).
  • Retención de líquidos, aumento de peso, falta de concentración.
  • Esterilidad
  • Dolores en la zona sacra y en las rodillas.
  • Factor de riesgo para cáncer de mama o endometrio
  • Favorece la aparición de miomas o endometriosis

Son varias las causas que producen hiperestrogenia:

  • Contaminación ambiental por los xenoestrógenos, que son sustancias químicas que entran en nuestro torrente sanguíneo y se unen a los receptores de estrógeno de las células activando la acción de los mismos en las células. Estas sustancias se encuentran en los bisfenoles, plásticos con bpa, parabenos, … es decir, en la mayoría de productos de maquillaje, cosmética, productos de limpieza, aditivos alimenticios, pastas de dientes, agua del grifo, tickets de la compra, medicamentos, anticonceptivos hormonales… Estamos rodeados de ellos, por ello es muy importante evitar estas sustancias para evitar la hiperestrogenia.

 

  • Nuestros hábitos alimenticios: hay muchos alimentos que alteran la producción de hormonas y aumentan las sustancias inflamatorias en el organismo. Por lo que una alimentación adecuada es fundamental para revertir la hiperestrogenia y mejorar el ciclo menstrual, así como prevenir patologías más graves que puedan desarrollarse con el tiempo.

 

  • Dificultad de eliminar estrógenos por parte del hígado: que es el encargado de deshacerse del exceso de estrógenos y está sometido a tanto trabajo hoy en día por los hábitos alimenticios y el estrés, que muchas veces no es capaz de hacer frente a toda la demanda de trabajo al que lo sometemos. Por eso tomarse un ibuprofeno cuando tenemos dolor menstrual hace trabajar todavía más al hígado y agravaría el problema a largo plazo.

 

  • Falta de actividad física: hacer deporte: 45’ diarios con cambios de ritmo ayudaría mucho a mejorar la sintomatología, mejorar la función hepática, reducir la inflamación metabólica, el estrés…

 

Si tienes alguno de estos síntomas, recuerda no es normal, aunque sea frecuente. Ven a verme a mi centro de fisioterapia en Vigo y haremos una valoración personalizada de tu caso para evaluar las causas de tu dolor menstrual. A través de la terapia manual, la tecarterapia, la nutrición terapéutica y el ejercicio terapéutico puedo ayudarte a cambiar tus ciclos. Reconcíliate con tu menstruación 😉

Leave a Comment